El grupo de jóvenes de la región de San Carlos llevó música, arte y muchos juegos a decenas de niños del barrio Antenor Garcia, en San Carlos. Los jóvenes de la ciudad, y también de Pirassununga, estuvieron reunidos en el Núcleo Rosa de Nazaré, entidad que realiza trabajos comunitarios con familias en situación de carencia del barrio, uno de los más populosos y necesitados de la ciudad.

El encuentro fue el 15 de marzo. Los jóvenes abrieron las actividades con un verdadero regalo para los niños, jóvenes y adultos que se reunieron en el lugar: una presentación del coro, que llenó el ambiente de alegría. Después, los jóvenes se dividieron en grupos para orientar las actividades programadas para la mañana del domingo. Los niños pequeños fueron para la biblioteca y recibieron material para colorear.

Los niños mayores se divirtieron con una oficina de artesanía, El primer módulo de la oficina fue desarrollado para que ellos elaboraran títeres con medias. La novedad dejó a los niños felices. “La actividad fue muy bien recibida, y en la simplicidad con la que los niños interactúan, fue muy dinámica. En el próximo taller concluiremos los títeres”, dice Jessica Andrade, que participó de las actividades.

El servicio ofrecido por el grupo de jóvenes y por el Núcleo-Luz de Figueira en San Carlos ayuda a suplir las enormes necesidades de los moradores de Antenor García. Según estudios producidos por maestros de la Universidad Federal de San Carlos, en esa comunidad se registran los menores índices de escolaridad y de ingresos del municipio. El barrio está inserto en una región conocida como Grande Cidade Aracy, que engloba otras tres comunidades: los barrios Cidade Aracy 1 y 2 el barrio Presidente Collor.

Grupo Jovem de São Carlos em ação

La mañana de niños, jóvenes y adultos terminó con todos divertiéndose en el patio del Núcleo Rosa de Nazaré, en juegos callejeros, como saltar a la cuerda. Terminadas las actividades, todos compartieron un almuerzo ofrecido por María Aparecida, de la Red-Luz de San Carlos. “Sentimos en el corazón la alegría de ayudar al prójimo en este contacto con los niños, recibimos su pureza y quedamos nutridos con mucho amor, pues los niños no tienen máscaras; el contacto con ellos es muy verdadero.”, concluye Lucas Delfino.

Voluntariado en la Casa de San Lázaro

Esta no fue la única actividad del grupo de jóvenes. El sábado 14, ellos participaron del segundo voluntariado de limpieza de los terrenos donde será construida la Casa de San Lázaro. Las actividades se concentraron en el bosque Regynaldo Zavaglia, que queda en frente al área que está siendo adquirida por el Núcleo-Luz de Figueira en San Carlos. Serán ofrecidos 37 camas para hacer una acogida caritativa de pacientes terminales. La propuesta de la Casa de San Lázaro contempla la aplicación de conocimento médico y técnico específico, evitando procedimentos invasivos, dolorosos o innecesarios, con el objetivo de ayudarlos a vivir la última etapa de sus vidas con dignidad, promoviendo el control del dolor y el soporte psíquico-espiritual y social.

Grupo jovem de São Carlos em Serviço