Informe de la jornada de la Juventud Misionera por la Paz en Campinas

El 15 de febrero de 2020, se celebró la primera jornada de la Juventud Misionera en la ciudad de Campinas, presentando la propuesta de una experiencia de servicio humanitario como un ejercicio de donación de si a favor de la necesidad del prójimo.

Reuniendo a jóvenes que participaban de la propuesta por primera vez y a un grupo de misioneros más experimentados, la acción se centró en la ONG Rescatando Valores, una institución filantrópica que trabaja con 71 niños en situación de riesgo social en la comunidad local.

Práticas de Amor: Serviço Missionário em Campinas

Por la mañana, el grupo realizó un trabajo grupal voluntario en un área cercana a la ONG, donde hace unos meses habían sembrado plántulas nativas en la ladera a orillas del arroyo. El área estaba tomada por la maleza y árboles asfixiados por el pastizal. Parte del grupo se dedicó al manejo de este espacio, despejando las malezas y rescatando las plántulas. En la parte superior del terreno, los niños participaron en una acción enfocada en la basura que se arroja en la zona, apoyando la limpieza del espacio y la recolección de materiales reciclables.

Al terminar estos trabajos, el grupo regresó al galpón de la ONG, donde junto con los niños tomaron un refrigerio y compartieron un momento de oración y agradecimiento. Parte de los voluntarios permanecieron en la sede todo el día, apoyando en la alimentación y en la limpieza de los ambientes. Como fruto de este trabajo, todo el grupo de voluntarios (unas 15 personas) también compartió el almuerzo vegetariano preparado en el lugar.

Práticas de Amor: Serviço Missionário em Campinas

Al final, la acción se centró en el área de entrada de la institución, donde al día siguiente se realizaría el bazar/la feria mensual para recaudar fondos para pagar las cuentas de agua y electricidad del lugar. Con la fuerza de la energía grupal, se organizaron donaciones, se lavó el piso y se armonizó el ambiente en general.

Vinícius, un joven de 19 años que participaba del movimiento por primera vez, compartió que el trabajo lo sorprendió y fue algo que lo marcó en su carrera. La voluntaria Marina fue al encuentro con su familia (esposo y dos hijos) y cuenta que la actividad encendió una semilla en su corazón para continuar ayudando. Como sorpresa e impulso para la continuidad de este trabajo, el grupo de la organización regresó a la ONG el lunes (17/02) para llevar una donación. Llegando allá conoció a Karen, una de las jóvenes voluntarias del sábado, quien también había participado con la Juventud Misionera por primera vez y dos días después estaba hablando con el responsable de la institución para comenzar allí un trabajo voluntario.

Así, entendemos que cada encuentro, en su simplicidad, mueve muchas cosas en los corazones de los participantes. Las Jornadas de la Juventud Misionera se llevan a cabo todos los meses en diferentes ciudades del interior de San Pablo. Son encuentros gratuitos, abiertos y ecuménicos. Estén atentos a la página de la Fraternidad y de la Campaña Juventud por la Paz para saber más sobre las próximas reuniones.

Práticas de Amor: Serviço Missionário em Campinas

 

 

Rolar para cima